Estudiantes de Madrid y Barcelona desvelarán la calidad del aire buscando líquenes sensibles a la contaminación

Empieza el proyecto LiquenCity, coordinado por GBIF España, el Real Jardín Botánico (RJB-CSIC) de Madrid, el CREAF y el Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) de Barcelona. Con el apoyo de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT)

Al inicio de la revolución industrial se usaban canarios en las minas para detectar fugas de gas invisibles. Hoy en día, la contaminación del aire que respiramos también es un problema invisible, pero los científicos utilizan otros seres vivos para detectarla: los líquenes.

Por ello, GBIF España, el Real Jardín Botánico (RJB-CSIC) de Madrid, el CREAF y el Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) de Barcelona lanzan hoy el proyecto LiquenCity. Con el eslogan “Busca líquenes urbanitas y conoce la calidad del aire de tu ciudad”, el equipo científico del proyecto quiere dar a conocer estos seres vivos a unos mil profesores y estudiantes de Secundaria y Bachillerato de las ciudades de Madrid y Barcelona.

Durante el próximo curso escolar, unos treinta grupos de secundaria aprenderán que las especies de líquenes que crecen en los árboles de nuestra ciudad nos indican los niveles de contaminación del aire que respiramos, sabrán cuantificarlos e identificarlos y organizaran salidas para hacer, entre todos, los mapas de los líquenes de las dos capitales.

El proyecto, que empieza este mes de julio, cuenta con la colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) – Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades y tiene como objetivo final sensibilizar sobre los efectos de los contaminantes del aire en nuestra salud.

Con los mapas de líquenes elaborados por los estudiantes se podrá evaluar la contaminación atmosférica de cada barrio, conocer qué agentes contaminantes hay y establecer criterios y medidas correctoras para mejorar la salud pública de los residentes en estas dos ciudades.

De hecho, los coordinadores del proyecto alertan que, “a pesar de la importancia que tiene la calidad del aire para nuestra salud, la percepción del problema no es general entre la ciudadanía.  A menudo no se entienden las medidas tomadas para mitigar los niveles excesivos de ciertos contaminantes. Por ello, proyectos que fomenten la participación de los jóvenes, aportando conocimiento, tomando decisiones y pensando formas de cambiar nuestros hábitos, son claves para hacer una transición real hacia ciudades más sostenibles y saludables”.

Una app de ciencia ciudadana y expertos en líquenes ayudarán a los escolares a crear los mapas

El proyecto va a elaborar talleres, fichas y manuales que distribuirán entre los centros seleccionados repartidos por cada distrito de Madrid y Barcelona. Estos materiales se harán en conjunto con expertos de la Universidad de Barcelona y del Real Jardín Botánico (RJB-CSIC) y se pondrán a disposición del público en general para que cualquier otro ciudadano pueda conocer qué líquenes tiene cerca de su casa o de su trabajo.

Cuando los escolares salgan a buscar líquenes, tendrán que reportar sus hallazgos en una plataforma digital llamada Natusfera. Esta plataforma está accesible desde cualquier ordenador o a través de su propia app, y es como una libreta de campo digital preparada para anotar, compartir y validar observaciones en la naturaleza.

Así, se irá creando un mapa a tiempo real de los líquenes que se esconden en cada rincón de estas dos ciudades. Todos los datos validados en esta plataforma pasaran a formar parte de la Infraestructura Mundial de Información en Biodiversidad (GBIF por sus siglas en inglés), por lo que, además de ser un proyecto de sensibilización y ayuda a la gestión municipal, también será un proyecto de ciencia ciudadana al servicio de la comunidad científica.

Las fotos se subirán a Natusfera. Autor: Felipe Castilla

15.000 muertes anuales en España por contaminación atmosférica

Estudios previos muestran cómo las afecciones respiratorias tienen una alta correlación con la presencia o ausencia de ciertas especies de líquenes en las ciudades. Según se desprende del último estudio de la Carga Global de Enfermedad (GBD), al año en España se producen al menos 15.000 muertes atribuibles a la contaminación atmosférica.

El proyecto está dirigido principalmente a: estudiantes y educadores de Secundaria y Bachillerato; asociaciones ciudadanas, especialmente naturalistas, y particulares con interés en el medio ambiente y la salud. El primer paso que se está dando con el proyecto es la selección de los centros educativos para que con el inicio del curso escolar 2018-19 empiecen a trabajar en él. Para ello se ha remitido una carta de presentación y las líneas generales del proyecto a profesorado de Madrid y Barcelona.

Consulta la nota de premsa original en el blog del CREAF y en la web del RJB-CSIC.

Categorías Noticias